En mi comunidad han tomado un acuerdo que quiero impugnar. ¿Cómo puedo hacerlo?“. Faura.

Chisco Santibáñez es abogado y administrador de fincas

Supuestos de impugnación de acuerdos y dónde hacerlo

Establece la Ley de Propiedad Horizontal que “los acuerdos de la Junta de Propietarios serán impugnables ante los tribunales” en los siguientes supuestos:

a) Cuando se consideren contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.

b) Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.

c) Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se considere que se han adoptado con abuso de derecho.

Con lo anterior queda claro no solo los supuestos que podrían provocar la impugnación de un acuerdo adoptado por la junta de la comunidad de propietarios. Sino también que la única manera de hacerlo es a través de la vía judicial.

Por ello, contrariamente a lo que muchas personas creen, no basta con indicar al presidente o administrador que se impugna un acuerdo para que se considere formalizado el mismo. Sino que dicha actuación solo es válida si se hace ante un órgano judicial.

Quién puede impugnar los acuerdos de las comunidades de propietarios

Determina el mismo artículo de la Ley de Propiedad Horizontal que podrán impugnar estos acuerdos:

  • Los propietarios asistentes que hubiesen salvado su voto en la junta. Y así debe pedirse que conste en el acta de manera expresa.
  • Los ausentes por cualquier causa.
  • Los que indebidamente hubiesen sido privados de su derecho de voto.

Por lo tanto, es importante advertir que según lo indicado no podrá impugnar el acuerdo el propietario que haya votado a favor del mismo o el que se haya abstenido.

Asimismo debe tenerse en cuenta que para impugnar los acuerdos de la junta el propietario deberá estar al corriente en el pago de la totalidad de las deudas vencidas con la comunidad o proceder previamente a la consignación judicial de las mismas. Aunque esta regla “no será de aplicación para la impugnación de los acuerdos de la Junta relativos al establecimiento o alteración de las cuotas de participación a que se refiere el art. 9 entre los propietarios“.

Plazos para impugnar judicialmente un acuerdo de la comunidad

La acción de impugnación caducará a los tres meses de adoptarse el acuerdo por la Junta de propietarios, salvo que se trate de actos contrarios a la ley o a los estatutos, en cuyo caso la acción caducará al año.

Para los propietarios ausentes (es decir, los que no asistieron a la junta en la que se aprobó el acuerdo) dicho plazo se computará a partir del día en que se le comunique el acuerdo conforme al procedimiento establecido en el art. 9. Y para los que hayan asistido, desde el de la celebración de la junta en cuestión.

¿Se pueden ejecutar los acuerdos que hayan sido impugnados?

La impugnación de los acuerdos de la Junta no suspenderá su ejecución, “salvo que el juez así lo disponga con carácter cautelar, a solicitud del demandante, oída la comunidad de propietarios“.

Es decir, mientras un juez no determine lo contrario, el acuerdo es eficaz y se puede llevar a término.

La importancia de trasladar su disconformidad con el acuerdo en caso de propietario ausente en la junta

Es importante señalar que con carácter general se estima que los propietarios ausentes en la junta han votado a favor del acuerdo, salvo que muestren su disconformidad con aquél antes del plazo de 30 días desde que se les comunica.

Consecuentemente, si los ausentes están en contra del acuerdo deben manifestar antes de que concluya dicho plazo su disconformidad por cualquier medio que permita dejar constancia de ello (por ejemplo, a través de un burofax remitido al presidente o administrador-secretario de la comunidad). Porque en caso contrario, al considerarse su voto como favorable, perdería la legitimación para impugnarlo judicialmente.

Pero además, la comunicación fehaciente por parte del ausente -o la suma de ellos- mostrando su disconformidad con dicho acuerdo, podría tener consecuencias en la votación practicada el día de la junta. Ya que al dejar de computarse el suyo como positivo, la suma de votos en contra y a favor variaría; lo que podría afectar al resultado final atendiendo a las mayorías que para cada tipo de acuerdo exige el Artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal.

 

¿Tienes otra pregunta sobre el funcionamiento de tu comunidad de propietarios? Cada lunes resolvemos una de las cuestiones planteadas por nuestros lectores…

¿Buscas administrador de fincas? Solicítanos presupuesto.

Deja un comentario

Los datos recogidos mediante este formulario son responsabilidad de Francisco Santibáñez Pérez para gestionar los comentarios del usuario; que legitima dicha recepción y acepta la política de privacidad con su consentimiento expreso. Serán ubicados en los servidores de Godaddy Iberia SL (HostEurope). Pueden ejercerse en todo momento los derechos de acceso, rectificación, limitación, portabilidad, supresión y oposición a través del correo info@chisco.es.

He leído y acepto la política de privacidad. *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, LSSI y de protección de datos. ACEPTAR

Aviso de cookies