Libros imprescindibles sobre la historia de Sagunto

  • Sagunto. Su historia y sus monumentos. Antonio Chabret Fraga. BANCAJA. (2 tomos).
  • Sagunto, crónica de cien años (1874-1975). Emilio Llueca Úbeda.
  • Sagunto. Oppidum, emporio y municipio romano. Carmen Aranegui Gascó. Bellaterra arqueología.
  • Minería y siderurgia en Sagunto. Manuel Girona Rubio. Institución Alfons el Magnànim.
  • Una miliciana en la columna de hierro. María la Jabalina. Manuel Girona Rubio. Publicacions de la Univertitat de València.
  • El puerto del acero. Historia de la siderurgia de Sagunto (1900-1984). Miguel Ángel Sáez García y Pablo Díaz Morlán. Marcial Pons Historia.
  • Urbanismo y Arquitectura Industrial en Puerto de Sagunto. José Martín Martínez. Caja Sagunto.
  • La oposición al franquismo en Puerto de Sagunto. Maria Hebenstreit. Universitat de València.

Fiestas patronales Sagunto y Puerto de Sagunto

Sagunto

El núcleo histórico celebra sus fiestas patronales en la segunda quincena de julio en honor a los Santos de la Piedra (Sants de la Pedra) -San Abdón y Senen-.

Cucañas Puerto de SaguntoPuerto de Sagunto

Por su parte, en el núcleo de Puerto de Sagunto celebran sus fiestas en la primera quincena de agosto como tributo a la Virgen de Begoña. El día 15 de este mes se desarrollan sus tradicionales cucañas.

En Puerto de Sagunto, antiguo poblado de pescadores, también rinden tributo a la Virgen del Carmen durante el mes de julio.

¿Quieres aprender inglés o alemán?

Sagunt a Escena

Sagunt a EscenaSagunt a Escena -organizado por la Generalitat Valenciana- es el gran festival de las artes escénicas del verano valenciano.

Sagunt a Escena permite disfrutar al público de noches mágicas al aire libre en las que poder deleitarse con las mejores propuestas de artes escénicas, el ocio en familia o entre amigos, en un entorno único del patrimonio histórico y junto al Mediterráneo.

Una fantástica oportunidad para perderse en las noches veraniegas por las empinadas y misteriosas callejuelas de la ciudad.

Accede a la programación

Economía de Sagunto

Puerto de SaguntoTal y como se establece en “El Puerto: Crónica de un Siglo 1902-2002″, “la posición geográfica de Puerto de Sagunto, obligado espacio de tránsito, bien comunicado, es la razón principal de la vocación agromercantil tradicional de sus habitantes y la causa de su industrialización impuesta, en contraste con otras áreas valencianas”. No menos importante es también su buen clima mediterráneo.

La agricultura saguntina está poco diversificada, pero aunque ocupa cada vez a menos activos, su aportación a la riqueza comarcal sigue siendo destacada” (El Puerto: Crónica de un Siglo 1902-2002).

Casi toda la superficie agrícola se dedica al monocultivo de cítricos. Por contra, las zonas pantanosas de las marjales litorales (no aptas para el cultivo de la naranja por la alta salinización) que tiempo atrás se dedicaron al cultivo de arroz, actualmente se utilizan para el cultivo de hortalizas (tomate, alcachofas, etc.)

El cultivo de algarrobo se encuentra en fase de regresión y el cultivo y explotación del viñedo, que durante el XIX supuso una de las bases económicas de Sagunto y su comarca, tiene una presencia en la actualidad testimonial, al igual que el cultivo del olivo, que elemento indiscutible del paisaje mediterráneo, se reserva para las zonas de secano.

El fuerte desarrollo urbanístico y económico de la ciudad, en especial de su área costera, ha ocasionado unas fuertes revalorizaciones de los terrenos en otro tiempo dedicados a la agricultura por la alta burguesía saguntina. Esto trajo a finales de los años noventa como consecuencia no sólo la rápida desaparición de estos espacios naturales, que han sido sustituidos por nuevas zonas urbanas de primera y segunda residencia, sino también, una mayor implantación del sector servicios en esta histórica ciudad.

Frente a un sector agrario en clara decadencia (fenómeno no aislado que podría ser aplicado con sus mismas causas y consecuencias en otras áreas de la Unión Europea), Sagunto dispone de un tejido industrial de gran trascendencia para la economía de la ciudad.

Tanto es así que la génesis de su mayor núcleo de población (Puerto Sagunto, 40.000 habitantes aproximadamente) surge en torno a una empresa impulsada por Sir Ramón de la Sota y su primo, Eduardo Aznar de la Sota (Compañia Minera de Sierra Menera), que en el año 1902 obtiene la autorización para la construcción en la playa de Sagunto de un embarcadero del mineral extraído de las minas de Ojos Negros (Teruel) y que sería transportado hasta esta ciudad mediterránea por la línea de ferrocarril Ojos Negros-Sagunto.

El surgimiento de esta actividad industrial produjo una importante corriente inmigratoria principalmente desde Andalucía, Aragón y Castilla La Mancha integrada en su mayoría por jornaleros excedentes de las labores campesinas, lo que provoca un significativo incremento demográfico en la zona y supone el surgimiento del Puerto Sagunto como un claro ejemplo de ciudad-factoría.

En este punto cabe indicar que al Puerto de Sagunto también se desplazaron personas desde el norte de España, en especial del País Vasco, que en su mayoría ocuparon cargos directivos y técnicos en la incipiente industria porteña.

La industria de Sagunto será monolítica hasta 1986, año en el que se produce el cierre de Altos Hornos del Mediterráneo. A partir de ese momento, y fruto de una reconversión siderúrgica, la economía de la ciudad sigue sustentándose fundamentalmente en este sector. A pesar de que de un tiempo a esta parte han cerrado parte de las firmas que configuran su tejido industrial.

Fallas de Sagunto

Fallas SaguntoLa fiesta valenciana por excelencia, las fallas, se viven con especial intensidad en el Camp de Morvedre.

Las fallas comienzan el 14 de marzo de cada año con la plantà (alzamiento de los monumentos en las calles) y acaban el 19 de marzo, Día de San José, con la cremà de aquéllos.

Sagunto, Faura y Gilet disponen de un total de 30 comisiones falleras.

Las fallas de Sagunto han sido declaradas de interés turístico nacional.

El otro cierre. El levantamiento del ferrocarril de Sierra Menera en 1973

Mientras se conmemoraba en 2013 con actos, mesas redondas y conciertos el 30 aniversario del fin de la industria siderúrgica en Puerto de Sagunto, se cumplía silenciosamente el 40 aniversario del  – no menos traumático para los 300 trabajadores y sus familiares – levantamiento del ferrocarril minero y el cierre de todas las instalaciones porteñas de la empresa madre de AHV, la Compañía Minera de Sierra Minera en el año 1973.

Después de la Guerra Civil, el ferrocarril, las minas de Teruel y las respectivas instalaciones en Puerto de Sagunto, habían permanecido en las manos de los antiguos socias de la siderúrgica CSM, la familia Aznar. Hasta finales de los años sesenta la empresa con sede en Madrid, se había esforzado en mejorar las instalaciones porteños para mantener en pie el suministro de mineral extraído de Ojos Negros para AHV, pero al fin y al cabo la CMSM pasó a ser la hermanastra pobre de la omnipresente siderurgia. La mala calidad del mineral, que desde el principio había hecho necesario un costoso tratamiento previo con el paso del tiempo se mostró cada vez menos eficaz en respecto a la rentabilidad. Después de varios años de crisis, en 1970 la CMSM se vio obligada a anunciar el levantamiento del ferrocarril realizando todos los futuros transportes a través de la RENFE – la única manera para frenar las constantes perdidas. El decreto oficial del levantamiento, el cierre de las instalaciones de Puerto de Sagunto y el despido a todos sus 340 empleados se publicó el 4 de julio de 1972. Tan pronto como a finales del mismo mes salió el último tren directo desde Ojos Negros a la costa saguntina. El Jurado de Empresa de Sierra Menera, en un desesperado intento de salvar los puestos de trabajo, inició una serie de visitas, al Gobierno Civil de Valencia, las Delegaciones de Trabajo, la O.S.E. y al ministro de trabajo, Licinio de la Fuente: “La representación del jurado transmitió al ministro la inquietud existente en la plantilla de Sierra Menera“, así lo describe el periódico Levante en 1972. Pese a los diversos estudios del asunto y la disposición inmediata “a colaborar en el encauzamiento de las medidas que resuelvan el problema“, no se podía cambiar el rumbo de las cosas con pura negociación. El Jurado de Empresa tuvo que comprometerse a “intentar evitar nuevas manifestaciones en la calle“, a cambio de una orden de una provisional suspensión del levantamiento.

Mientras tanto, “después de unas asambleas a pie de tajo, el día 1 de agosto los trabajadores decidieron manifestarse con sus familias por las calles de Puerto de Sagunto“, escribe en una carta un desconocido corresponsal al Partido Comunista en el exilio en Paris. Según el corresponsal, las manifestaciones iban “creciendo diría en día, hasta que el día 6 son 4000 trabajadores […], y tres empresas más han ido a la huelga: Ros, Saem y Dragados y Construcciones.

2013-08-27 12.07.19Las manifestaciones de carácter espontaneo estaban solamente apoyadas por las esposas de los trabajadores y jóvenes militantes, que consideraron el conflicto como buena ocasión para salir a la calle. Las autoridades ordenaron el desplazamiento de la 2ª Brigada Móvil de la Policía Armada al Puerto y se efectuaron las primeras detenciones.

En la segunda semana de agosto del 1972, con el avance de las actividades del Jurado de Empresa de Menera, el despido de doce trabajadores de Dragados y la presión de las fuerzas policiales, las manifestaciones se disolvían paulatinamente. Las tres empresas que habían apoyado las protestas volvieron a la normalidad. A finales de agosto, según los acuerdos acertados entre jurado y autoridades sindicales se reanudaron los trabajos de levantamiento del ferrocarril. En cambio la empresa se comprometió de aplazar la anulación de los contratos de los trabajadores y seguir pagando el salario bajo las condiciones anteriores. En febrero del año 1973, la empresa comunicó por carta a cada uno de los afectados la rescisión de la relación laboral a partir del próximo día 28. La crisis llegó a su punto álgido. El día 22 de febrero los 360 obreros de la plantilla porteña deciden de encerrarse durante una semana en las instalaciones de Sierra Menera, decisión que a tal “la empresa no se opone, comentando que mientras no haya daño a la propiedad“, no intervendrá. “Desde entonces“, según el diario Levante, “la totalidad de la plantilla sigue en las instalaciones, a las que las respectivas familias acuden llevando los alimentos necesarios, sin que en ningún momento hayan sido molestados y se haya producido alteración alguna“. Tras la zozobra de varios intentos de negociación con el Delegado de Sindicatos, y sin llegar a un acuerdo, finalmente interviene la policía armada para desalojar los obreros encerrados de la fábrica.

2013-08-27 13.08.44Ciertamente, lo que el Mundo Obrero del 8 de diciembre titula como una “amplia acción solidaria que se extendió hasta Valencia” en verdad se presentó como fracaso de la solidaridad obrera y una falta de interés en la población porteña de arriesgarse en el apoyo de protestas laborales fuera de AHV. “Los de Minera“, así lo describió Enrique Ruiz, hijo de un antiguo trabajador de Sierra Menera, en un artículo de la revista Braçal,  “nos sentíamos como porteños de segunda […] [E]l gigantismo y la importancia estratégica de la siderúrgica eclipsó totalmente a la otra [empresa].” Para el, la mayor diferencia se daba en la cuestión salarial, que fue acentuado por el salto cualitativo de los sueldos después del primer Convenio Colectivo del año 1961 y la alza de los productos siderúrgicos en los años del Desarrollismo. Mientras tanto, la empresa minera no tenía unas expectativas económicas muy favorables, situación que no ayudaba el desarrollo de reivindicaciones obreras. Una conclusión bastante lógica: en cuando una empresa no tiene posibilidad de responder económicamente a las reclamaciones, la protesta laboral se convierte en algo absurdo “En Altos Hornos hubo una mayor capacidad de movilización“, alimentada por los exitosas huelgas de los primeros años sesenta, y las repetidas concesiones salariales por la Dirección. “Las redes de solidaridad“, así concluyó Ruiz,”no fueron suficientemente tejidas […], para afrontar colectivamente un conflicto de tanta envergadura“.

La indiferencia de los trabajadores de Altos Hornos ante la crisis de Sierra Menera fue criticada enérgicamente por otros sectores de la sociedad porteña, como los partidos de la extrema izquierda, las asociaciones vecinales y el Equipo Sacerdotal. El Boletín Voz publicado por el Equipo Sacerdotal en el mismo año 1973 apunta:

Se habló de la solidaridad de A.H.V. y de la fuerza que esta hubiera tenido, pero en A.H.V. nadie ha visto nada. Es curioso que los obreros que los obreros de A.H.V. en casa o en la calla hayan mostrado su solidaridad “moral” pero en la empresa no se haya visto una solidaridad “física”. No proponemos nada, ni apuntamos la posibilidad de haber hecho esto o aquello, simplemente invitamos a pensar.

Asimismo, dentro del propio Partido Comunista surgían críticas en relación a la ausencia de cooperación entre los grupos de la oposición, así en otra carta de un corresponsal:

Todo lo que ha pasado en Sagunto ha sido espontánea. Como la lucha no la ha dirigido a nadie, por ello no se ha extendido más […]. Ni nosotros (1), ni el FRAP […], absolutamente nada por ponerse a la cabeza de la acción […]. Nosotros, por más que lo intentamos, no fuimos capaces de convencerles de que si los Altos Hornos iban a la huelga, y esto era posible, estábamos en la Huelga General de Puerto de Sagunto, y que había condiciones para ello. No se hizo nada.

Con el desalojo de los trabajadores del ferrocarril de Menera acabó funestamente la existencia de la empresa pionera en Puerto de Sagunto que había sido el origen del núcleo obrero.

Maria Hebenstreit. Doctora en Historia Contemporánea. Artículo publicado en edición papel de El Económico en 2013.

La historia sumergida del puerto

Cuando el puerto romano de Sagunto, datado del siglo V a. C. cayó en el olvido, los temporales socavaron el morro del muelle, provocando el derrumbe del faro. Así, la totalidad de los materiales constructivos y los elementos del interior quedaron sumergidos bajo el agua. No fueron expoliados ni en la Edad Media ni en la Moderna, sino que yacen todavía en el fondo del mar Mediterráneo, en la zona conocida como Grau Vell.

El Grau Vell del Puerto de Sagunto, muy cerca del Marjal dels Moros, alberga uno de los yacimientos portuarios romanos más importantes de España. La complicada y costosa labor de emerger los restos, que abarcan un espacio de más de 2.000 metros cuadrados, a la superficie, hace que este conjunto arqueológico permanezca bajo el agua. No obstante, desde hace dos años, un equipo de la Universitat de Valencia promueve el estudio de estos vestigios de la época romana, de los que ha extraído varias piezas de gran valor histórico y que han arrojado grandes descubrimientos sobre la importancia comercial de este enclave marítimo hace más de dos mil años.

Los sondeos subacuáticos realizados en este espacio y el magnífico estado de conservación de las piezas sumergidas, han podido esclarecer que el puerto de “Saguntum” se construyó en dos fases. Desde el siglo V hasta el III a. C. existía una zona lagunas, mucho más importantes que la zona húmeda del marjal, por la que introducían las embarcaciones a través de la Gola de Colomer. Fue en la época republicana romana, en el siglo II a. C., cuando se construyó el muelle, con capacidad para atracar hasta cuatro naves onenarias (barcos comerciales de gran tonelaje) y con una longitud de 140 metros.

El espacio de atraque se completó con la construcción de un faro de grandes dimensiones, que permaneció en pie hasta 1906, y del que se avistan en el fondo submarino partes de su contrucción, como sillería de gran tonelaje. No obstante, según los arqueólogos que han trabajado en estas excavaciones marinas, falta un estudio riguroso que permita constatar fechas y otras características históricas para confirmar estos datos.

Una de las realidades, ya comprobada, es la de que en el Grau Vell existen embarcaciones naufragadas de distintas épocas históricas, todo un museo bajo el agua, que se antoja imposible de recuperar. Desde esta perspectiva, los equipos de inmersión que han colaborado en la extracción de piezas de pequeño tamaño y en la elaboración de un mapa aproximado de la localización de las ruinas del puerto romano, han destacado el inmenso conjunto arqueológico que existe en el fondo marino de Puerto de Sagunto.

Así, las naves hundidas, que estaban realizadas en madera y clavos de cobre, guardan en su interior la carga que los antiguos mercaderes pretendían comercializar al llegar a puerto, allá por los siglos I y III a. C. De estos restos se han archivado ánforas, utilizadas para portar el aceite desde el sur de la península, anclas, utensilios de hueso usados para escribir, monedas y otros objetos ibéricos y romanos. Tal y como dicen los especialistas, “hay toda una historia ahí abajo, y sólo unos pocos afortunados pueden contemplarla”, al referirse a lo complicado de la extracción del conjunto histórico.

Aunque no existe una necesidad real de sacar a la superficie estos elementos arqueológico, la creación de un museo sobre la historia de Sagunto, alenta a los profesionales a soñar con esta posibilidad. Sin embargo, esta extirpación marina requeriría de una plataforma enclavada en el agua, pontanas, grúas y buzos, pues se han de mover sillares de entre 500 y 800 kilos de peso, amén de la minuciosa labor de los arqueólogos subacuáticos en la selección de piezas bajo el agua. Este proyecto no se ha valorado, pero se estima un coste de más de 300.000 euros.

La esperanza reside en la ampliación del actual puerto marítimo de Sagunto, que permitirá arropar el conjunto y mantenerlo en su área de protección, aunque se teme por los movimientos de tierra que el nuevo macro polígono Parc Sagunt puedan provocar, dejando enterrados bajo la arena y las rocas algunos de estos restos, parte de la historia de la ciudad.

Además de los restos sumergidos del antiguo puerto romano, la zona del Grau Vell acoge un villa roma, al parecer una casa de campo de una familia adinerada. Esta contrucción ha sido estudiada por la catedrática en arqueología Carmen Aranegui, que ha conseguido constatar que se trata de una vivienda del siglo I a. C. catalogando en pocos meses más de 1.100 objetos ibéricos y romanos.

Texto publicado originariamente en ipuerto.com

Cronología del cierre de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM) de Sagunto. II

Viene de la PARTE I.

* Como resultado de las elecciones de mayo de 1983, el porteño José García Felipe (candidato del PSOE) es nombrado Alcalde de Sagunto en pleno proceso de cierre de la vieja factoría saguntina.

* Durante 1983 el Ministerio de Carlos Solchaga publicaría un Libro Blanco sobre la reconversión industrial.

Tal y como determina Historia económica de España, escrito -entre otros autores- por Agustín González Enciso, la política de saneamiento más llamativa del primer gobierno de Felipe González fue la de reconversión industrial: “Partiendo del principio de evitar la socialización de pérdidas asociada a la nacionalización de empresas según la práctica anterior, criticaba la falta de decisión de los gobiernos sobre el tema, hasta casi el final con la ley 21/1982. Efectivamente, como la Encuesta de Población Activa señalaba, si en el tercer trimestre de 1976 la población ocupada en la industria era de 3.506.000 personas, en el mismo trimestre de 1982, había descendico hasta los 2.874.000 personas, es decir, la crisis o la reconversión espontánea había volatizado 632.000 puestos de trabajo industriales en España y había provocado la desaparición de un gran número de empresas manufactureras, en una depresión que duraba ya siete años. El Gobierno socialista era especialmente crítico con la orientación de la última iniciativa del gobierno de Calvo Sotelo, al achacarle falta de fijación de sectores con futuro, inexistencia de planes de empleo alternativos y nula coordinación intersectorial de los planes existentes desde 1980… En el nuevo plan socialista, se pondrá un mayor énfasis en la promoción industrial para la creación de empleo alternativo, en la generalización de los Fondos de Promoción de Empleo y en la configuración de las zonas de urgente reindustrialización, las ZUR de Asturias, Barcelona, Cadiz, Galicia, Madrid, Nervión y la llamada ZPLI de Sagunto“.

* 14 de junio de 1983: Quinta huelga general. Esta vez de 48 horas.

* 22 de junio: Sexta huelga general de 24 horas. En esta ocasión, el movimiento es apoyado por los comerciantes de ambos núcleos. Se produce un corte de la N-340 a su paso por Sagunto como medida para apoyar la reivindicación.

* 27 de junio: Séptima huelga general de 24 horas. Se vuelve a ir a Madrid por segunda vez, para apoyar al Alcalde de Sagunto, José García Felipe, y varios concejales, que acompañados por el Comité de Empresa, se han de entrevistar con el Presidente del Gobierno, Felipe González Márquez. Según 1983, el año más largo, “durante la reunión, las más de 7.000 personas que permanecen en los alrededores del Palacio de la Moncloa hacen sonar de forma ensordecedora toda clase de objetos tales como cacerolas… Al finalizar el acto, el Alcalde se dirige a los asistentes y comenta a grandes rasgos lo tratado con el presidente“.

* 30 de junio: Octava huelga general de 24 horas. Más de 200 esposas de trabajadores de Altos Hornos se desplazan a Madrid para manifestarse por todo el centro urbano, reclamando la continuidad de la empresa.

* 5 de julio: Novena huelga general. Más de 10.000 personas se manifiestan por las calles principales de Valencia. Se realiza una sentada frente a las puertas del Ayuntamiento de Valencia

* 14 de julio: Décima huelga general de 24 horas.

* 9 de septiembre: La dirección de la empresa informa al Comité de Empresa de que el tren número 28 de laminación estructural ya no volverá a ponerse en funcionamiento. Sin perjuicio de ello, días después se acuerda por los trabajadores poner de nuevo en marcha el anterior, por lo que son despedidos 80 operarios.

Con fecha 22 de septiembre de 1983 publica EL PAIS: El INI hizo publico ayer un comunicado en el que expresa que, con el fin de reimplantar la disciplina laboral, se han tomado por unanimidad las siguientes medidas: – Envío inmediato de cartas de despido a los trabajadores que, habiendo recibido la orden de incorporación a sus nuevos puestos de trabajo, han desobedecido las mismas y han permanecido en las tareas que anteriormente llevaban a cabo en el tren estructural, poniéndolo en marcha contra las disposiciones de la dirección. (La cifra estimada de despidos era de 82, aunque algunas fuentes oficiales hacían oscilar esta cifra entre los 78 y los 86 despedidos).. – Apertura de expediente para la suspensión de empleo y sueldo a los demás trabajadores del tren estructural que, aun no habiendo recibido la comunicación de traslado a su nuevo puesto de trabajo, han contravenido las órdenes de la empresa, colaborando, junto con los anteriores, en la puesta en marcha de dicho tren. – El propósito de la dirección de AHM de proceder al cierre patronal, si las órdenes de despido cursadas ayer no fueran acatadas. El INI advertía a los trabajadores de Sagunto que el mantenimiento de la situación de indisciplina y la eventualidad de un cierre empresarial, puede obligar a un adelantamiento de las fechas previstas en el cierre de las instalaciones de cabecera, con el perjuicio de los trabajadores afectados y de la economía nacional. Asimismo, el instituto se ratificaba en su compromiso de crear los puestos de trabajo alternativos necesarios, en coordinación con las demás inversiones que proponga la comisión de promoción económica de Sagunto (convocada para el próximo lunes), de manera que el excedente de personal que se produzca, una vez agotadas todas las medidas laborales contempladas en la normativa sobre reconversión, tenga un empleo adecuado.

El Conseller de Industria, Segundo Bru, promete presionar a Madrid para que los despidos no se materialicen. Al día siguiente la sanción se deja sin efecto.

* 28 de septiembre: El Consejo de Ministros reitera el desmantelamiento de la cabecera siderúrgica, pero (segúnEl Puerto, crónica de un Sigleo 1902-2002) reconoce que no puede haber decreto de reconversión industrial sin medidas de reindustrialización. Se declara a Sagunto Zona de Preferente Localización Industrial (ZPLI).

* 24 de octubre: El Presidente del Comité de Empresa, Miguel Campoy, declara públicamente: “la empresa sólo se cerrará si se corta el fluido eléctrico, si se suspende el suministro de materias o si somos desalojados los trabajadores por la fuerza pública“.

* 3 de noviembre: Huelga general número 11. Cuarto viaje a Madrid para la entrega de firmas.

* 25 de noviembre: Nueva huelga general convocada por CC.OO. para manifestarse en Valencia en defensa de la continuidad de la cabecera saguntina.

* 30 de noviembre: Se publica el Real Decreto Ley 8-1983 de reconversión y reindustrialización.

* 6 de diciembre. Las mujeres de los trabajadores portan unas camisetas con el símbolo de la muerte y el eslogan “No a la muerte de un pueblo“.

* 15 de diciembre: el ministro Carlos Solchaga anuncia para el día 21 de este mismo mes el cierre del alto horno número dos y el correspondiente expediente de regulación de empleo. Varios días después se aprueban varios proyectos de instalación de nuevas industrias en Sagunto.

* Nueva huelga general el 27 de diciembre de 1983. Según Sagunto, el año más largo, “se vuelve a cortar el tráfico de las carreteras principales, incluida la autopista A-7. En esta ocasión los enfrentamientos con la Policía Nacional se producen con frecuencia, siendo una de las consecuencias, un herido de bala. Igualmente hay varios policías heridos y contusionados. Por la tarde, y debido al estado de nervios que flota en el ambiente de todo el pueblo, de forma espontánea, se dirigen a las puertas de la comisaría para protestar airadamente, hasta el punto de volcarse e incendiarse tres coches policiales estacionados allí“. Varios coches policiales llegan a irrumpir en la zona y empiezan a desalojar a los manifestantes, utilizándose incluso bolas de goma y artefactos lacrimógenos. Se solicita la dimisión del entonces Ministro del Interior José Barrionuevo y del Gobernador Civil por la actuación de la Policía Nacional. Con fecha 29 de diciembre se desarrolla la quince huelga general en el municipio.

* 30 de diciembre: El Ayuntamiento de Sagunto se reúne en Pleno extraordinario y acuerda por unanimidad un encierro indefinido como protesta por el Expediente de Regulación de Empleo. Se acuerda que si el expediente no se paraliza, el Pleno dimitirá.

Cronología del cierre de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM) de Sagunto. I

Año 1983:

* 4 de febrero: El presidente de AHM y ENSIDESA, José María de Lucía, ordena a la dirección de la empresa que paralice de forma definitiva la producción del horno alto número 2.

El presidente de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM) en febrero de 1983, José María de Lucía, llegó a afirmar: “Ya está bien de dar morfina a un enfermo. Hay que practicar la eutanasia“.

* 8 de febrero: Tras una reunión celebrada en la ciudad de Valencia con el entonces Conseller de IndustriaSegundo Bru, el Gobierno suspende provisionalmente la orden de parada y cierre del horno.

* 10 de febrero: Primera huelga general de 24 horas en contra del cierre de la cabecera siderúrgica saguntina.

* 16 de febrero: Segunda huelga general de 24 horas.

* 28 de febrero: Tercera huelga general de 24 horas. Según la obra Sagunto 1983, el año más largo, “se desplazan a Valencia más de 10.000 personas” para manifestarse ante el edificio del Consell, solicitando su apoyo.

* 3 de marzo: El Ministro de Industria y Energía, Carlos Solchaga, se dirige a la opinión pública para dar a conocer su intención de cerrar algunas instalaciones de AHM, AHV y ENSIDESA.

* 18 de marzo: Unas 20000 personas (según ABC) se concentran frente al pabellón de la fábrica donde se encontraban reunidos el Presidente de la empresa, dirigentes de la fábrica y su comité de empresa. En la crónica de la época, tal y como informa EFE, se indica que la concentración fue adquiriendo “caracteres muy tensos, aunque no se puede hablar de retención del Presidente“. Tras la orden empresarial de reducir la producción, y la negativa de los trabajadores, Jose María de Lucía llegó para comunicarles que si no se reanudaba el trabajo, se adoptarían las medidas legales contra los que incumplieran dicha orden. Según versión de Sagunto 1983, el año más largo, ” viene el Presidente a castigar -según él- a los trabajadores por su actitud de desobediencia. Da un plazo de tres días para que se cumplan sus órdenes. Se corre por todo el pueblo la nticia de su llegada. y en pocas horas se concentran más de 20.000 personas alrededor de las oficinas donde se encuentra reunido con el comité de empresa. El apoyo es constante, ya que se busca conseguir un acuerdo válido que satisfaga a todos. Debido a la presión humana ejercida durante todo el tiempo, se supone que gracias a ello se puede conseguir un acuerdo, traducido en aceptar los trabajadores una reducción de producción del 12%, por supuesto a cambio de levantar los castigos que decididamente estaba dispuesto a dar el presidente. No obstante, y a pesar de haber llegado a un entendimiento inicial, el personal de la calle le retiene en su interior en base a ejercer un afuerte presencia en masa sobre las puertas, por lo que le impedía salir de forma natural durante unas horas. Al final sale escoltado por la Policía Nacional“.

* 22 de marzo: Una manifestación se dirige a pie desde el núcleo de Puerto de Sagunto a Sagunto.

Se concentran en la puerta del Ayuntamiento saguntino para solicitar la solidaridad de la corporación municipal. Se producen varios parlamentos desde el balcón del ayuntamiento. Según Sagunto 1983, el año más largo, “solamente una frase dicha por el Presidente de la Diputación de Valencia, Manuel Girona, saguntino por cierto, cala fuerte en la mente popular allí concentrada“: – “Guardar las pancartas y no las tiréis, que seguro que las tendréis que sacar más veces“.

* 29 de marzo: cuarta huelga general de 24 horas en la ciudad.

* 27 de abril: Con ocasión de las elecciones municipales y autonómicas que se celebrarán el próximo 8 de mayo, el Presidente de la Generalitat Valencia, Joan Lerma, se desplaza a Sagunto para pronunciar un mitin político en el Cine Oma. Según una crónica de EL PAIS de fecha 28 de abril de 1983: “El edificio del cine fue rodeado por miles de personas mientras en su interior se protegían Lerma y otros dirigentes socialistas, que consiguieron entrar con dificultad. A las diez de la noche, la policía, en una operación en la que tuvo que cargar contra la multitud y en la que intervinieron 30 vehículos, logró sacar a Lerma del cine. Tanto el propio Lerma como las personas que le acompañaban llegaron a ser agredidas“. “La multitud que asedió a Lerma se había ido concentrando en torno al cine Oma, aproximadamente desde las 18.30 horas. En el momento de llegar el presidente hubo numerosos gritos de Lerma, Lerma, no volem, no volem un ninot de president (no queremos, no queremos un muñeco de presidente”), hijo puta y otros diversos insultos. Hubo también gritos de fachasterroristas. A las 19.10 de la tarde, un buen rato antes de que entrara el presidente, fueron abucheados el número uno de la lista del PSOE al ayuntamiento de Sagunto, José García Felipe, y el presidente socialista de la Diputación de Valencia, Manuel Girona y algunas personas intentaron agredirles. Poco después hubo abucheos para el director regional de Televisión Española, Eduardo Sancho, y un redactor de este medio.” Incluso, uno de los escoltas del Presidente de la Generalitat, según LA VANGUARDIA, dió varios disparos al aire.

* 28 de abril: una representación de las esposas de los trabajadores de la cabecera siderúrgica saguntina se desplaza a Madrid para entrevistarse con la esposa del entonces Presidente del Gobierno de España, Felipe González Márquez. El Presidente de la Generalitat Valencia, Joan Lerma, afirma que las agresiones fueron protagonizadas “por una exigua minoría de personas, ya que la inmensa mayoría de los saguntinos, ha defendido y defiende la democracia”. Curiosamente, en mayo de 1987, varios años después del cierre de la factoría saguntina, el Presidente de la Generalitat valenciana, el socialista Joan Lerma, se vio obligado a abandonar por una puerta trasera el cine Oma, en Puerto de Sagunto, en el que participaba en un acto electoral del Partido Socialista, al irrumpir en el recinto unas 200 personas que trataron de boicotear el acto.

* 4 de mayo: Santiago Carrillo se desplaza a Sagunto, invitado por el comité comarcal del PCE. Ante más de 2000 personas, Carrillo afirma que”si yo fuera socialista, en las elecciones del 8 de mayo, daría mi voto al PCE para frenar el proceso de derechización creciente del PSOE“.

* 8 de mayo. Se celebran las segundas elecciones municipales en España tras la dictadura de Francisco Franco. Finaliza de esta manera el mandato del socialista Manuel Carbó Juan (PSOE), que había decidido voluntariamente no presentarse a la reelección. A pesar de la presión que existe en la ciudad en relación al futuro cierre de la vieja factoría, el PSOE vuelve a ganar las elecciones en Sagunto, manteniendo los once ediles que había conseguido en 1979:

Partido Socialista Obrero Español PSOE 10.857 41,00 11
Partido Comunista de España-Partido Comunista del País Valenciano PCE-PCPV 5.226 19,73 5
Coalición Alianza Popular-Partido Demócrata Popular-Unión Liberal-Unión Valenciana AP-PDP-UL-UV 4.057 15,32 4
ISS ISS 2.831 10,69 2
Organización Independiente Valenciana OIV 2.038 7,70 2
Unitat del Poble Valencià UPV 1.469 5,55 1
Otros OTROS 3 0,0 0

Ir a la PARTE II.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, LSSI y de protección de datos. ACEPTAR